Seis Consejos Contra el Sesgo de Confirmación

El Internet es una herramienta con la que podemos encontrar todo tipo de información. Yo me asombro al pensar que cualquier persona en cualquier parte del mundo puede publicar cualquier cosa que quiera—me inspira y me aterra. Obviamente, en cuanto a la libertad de expresión, eso es bueno, pero representa un gran problema, en cuanto a la veracidad de la información, cuando opiniones, creencias, hechos, y la mala ortografía se mezclan.

Tal vez han escuchado las famosas frases, “la información es poder” o “la verdad os hará libres”, pero nuestro cerebro no es así de sencillo. Existe un sesgo psicológico del que nos debemos cuidar y ser conscientes de el es primer paso para contrarrestar sus efectos. Todos hemos caído en su trampa, y aunque no podemos eliminar nuestra tendencia a caer de nuevo, podemos disminuir la duración del error.

El sesgo de confirmación se trata de buscar y resaltar la información que confirma las creencias que ya tenemos. Se siente bien cuando alguien nos confirma que teníamos la razón, o cuando una sospecha nuestra es confirmada, y ese es el peligro—buscar la confirmación en vez de la objetividad.

Si estudiaran las publicaciones de sus contactos en las redes sociales, rápidamente notarían ese patrón, y tal vez lo verían en sus publicaciones también. En una imagen, el sesgo de la confirmación se vería así:

Este fenómeno es particularmente peligroso porque lleva a la polarización de perspectivas, lo cual elimina la oportunidad de tener conversaciones civilizadas, y con ella, la esperanza de lograr avances sociales. No solo eso, pero arraiga el auto-engaño y la ceguera voluntaria en la sociedad.

Pero si es un sesgo psicológico inconsciente, ¿que se puede hacer para disminuir sus efectos?

Seis Consejos para Disminuir el Sesgo de Confirmación:

1. Ser consciente de el es el primer paso. Cuando sabes que existe, de repente lo percibes con mayor facilidad y lo puedes parar. Nadie busca recuperarse si no cree que está enfermo.

2. Pregúntate si estás dispuesto/a e estar equivocado/a y cambiar de parecer. Podemos reconocer una inclinación personal y que el sesgo de confirmación es real, pero también podemos argumentar (como mecanismo de defensa) que tenemos la razón en «este caso». Por lo tanto es posible que sigamos iguales para proteger nuestro ego. Entonces, adoptar una postura de humildad es el segundo paso. Para iniciar solo va ser una postura, pero entre mas se practica mas genuina se volverá.

3. Trata de jugar el papel de “abogado del diablo”. En vez de asumir que los que no comparten tu punto de vista están equivocados y etiquetarlos con tu insulto favorito, intenta crear argumentos para justificar sus opiniones. Aprendí esto en la universidad, donde nos ponían en grupos de debate sobre temas polémicos cada semana (y uno no podía decidir de que lado quería estar). Lo curioso es que después del debate, aveces terminábamos creyendo el argumento que nos asignaron, no necesariamente la postura que teníamos antes.

4. Escucha a personas con opiniones diferentes a la tuya. La escucha activa consiste en asegurarse que una persona no solo se sienta escuchada pero entendida. Cuando entran a grandes debates y discusiones ¿suelen sentirse escuchados? ¿Sienten que en vez de escucharte te están interrumpiendo, exagerando tus conclusiones y preparando su contra-argumento? Pues no solo son ellos, todos lo hacemos. Una técnica que comparte el psicólogo y autor Jordan Peterson es que se debe establecer una regla para debates civilizados, y es que antes de hablar uno debe resumir el argumento de la oposición de tal manera que ellos acepten el resumen como fiel a sus declaraciones. Suena fácil pero no lo es. Rápidamente se darían cuenta que frecuentemente argumentamos contra caricaturas y posturas exageradas que nosotros mismos creamos y que al resumir bien las posturas ajenas le quitamos la «intención malévola» que nosotros le agregamos.

5. Aprende una nueva habilidad o estudie algo nuevo. No hay muchas cosas que nos devuelven la humildad como sentirse como un novato en algo. Entender y experimentar, de primera mano, que hay cosas que no entendemos bien nos puede dejar mas accesibles a escuchar nueva información.

6. No te rodeas de clones. ¿Cómo podemos esperar crecer y desarrollarnos si solo estamos rodeados de personas como nosotros? Busque intencionalmente formar amistades o por lo menos entablar conversaciones amigables con personas diferentes a ti. Pueden estar en desacuerdo pero el tono debe mantenerse civilizado. Haciendo esto podemos descubrir que tenemos muchas cosas en común y podemos recordarnos que nuestros adversarios no son caricaturas ni villanos.

Espero que esto nos ayude un poco a todos mientras busquemos ser personas balanceadas y que que evitemos al sesgo de confirmación. Aunque la confirmación se siento rico, no sacrifiquemos la objetividad por eso. Recordemos que no todo lo que brilla es oro.

Un comentario sobre «Seis Consejos Contra el Sesgo de Confirmación»

  1. Este articulo es excelente, muy verídico y al filo de lo que vemos en los medios publicitarios y sociales. Es un contenido que nos motiva a reflexionar y a buscar amistades con otros modos de pensar. Util en los negocios, donde la falta de ideas nuevas puede impactar el progreso y rentabilidad de una compania…

Deja un comentario